Aula Virtual

Tu tienes el poder. Tu decides si vuelves a pensar en eso que te ha generado malestar, o si le das una patada a ese pensamiento, y lo cambias por la imagen de esas vacaciones maravillosas que van a venir, por la imagen de ese plato preferido que te vas a cocinar, o por las palabras bonitas que te dijo esa persona importante para ti. Tu decides si darle doscientas vueltas a ese pensamiento…. A esa conversación…. A lo que le tendría que haber dicho, a lo que se quedó por decir… a esa respuesta ingeniosa que ahora se te ocurre y que te haría quedar por encima… o si decides pasar de todo eso. Aceptar que fue así como pasó, y no volver a pensarlo.

Los pensamientos feos se pueden entrenar. El problema es que nuestros cerebros están tan acostumbrados a que les dejemos entrar, a que les abramos la puerta de par en par, que cuando queremos tomar el control, vienen con más fuerza.

La buena noticia, es que tenemos la capacidad de pensar lo que queramos. Y que si tu cerebro se ha acostumbrado a pensar en esas cosas feas, también puede hacerlo, a la inversa. Pensar en positivo.

Si te dicen hoy mismo: Venga este fin de semana nos vamos a subir una montaña de 4000 metros! Quizá, si no estas muy entrenada, no te veas con capacidad. Se te hace un mundo pensar que puedas conseguir llegar a la cima….ufff… 4000 metros son muchos metros… En cambio, si lo proponemos para de aquí a 5 meses, la cosa cambia. Podemos entrenar un poquito. Subir alguna más pequeñita, dedicarnos a ir andando a todos lado, y será mas fácil pensar en llegar a la cima en cinco meses. El entreno nos ayuda a conseguirlo.

Lo mismo pasa con los pensamientos negativos y positivos. Los malos están acostumbrados a que les des cancha. A entrar en tu cabeza sin permiso, a instalarse, a que los pienses largo y tendido, con todo tipo de detalles. A quedarse el tiempo que quieran. Cuando de golpe les dices: NO! Ya no quiero tenerte más en mi cabeza. Ahora decido pensar en cosas bonitas…. Que hacen??? Vuelven con más fuerza!!! Claro!! Igual que si una criatura llora y consigue siempre el caramelo…si un día no lo consigue… llorará con mas fuerza!!! Normal…. Que tenemos que hacer entonces? Seguir entrenando!!! Cinco meses para subir una montaña…. Con tres semanas podemos conseguir resultados maravillosos con los pensamientos.

Lo primero es COGER CONCIENCIA. Darte cuenta de lo que piensas. Sino tu mente va desenchufada de ti todo el día pensando cosas que le dan la gana, muchas feas.

2. Cuando ya eres capaz de darte cuenta de todo lo que piensas: DECIDE DEJAR DE PENSAR ESO Y CÁMBIALO POR UN PENSAMIENTO AGRADABLE. Hay mil cosas bonitas, cosas que puedan hacerte ilusión… elige lo que prefieras.

Cuando los pensamientos feos vuelvan, con mas fuerza:

3. PERSISTE. Se fuerte, ten paciencia… al final se cansaran y dejaran de venir tan fuerte, tan a menudo y empezaran a espaciarse. Porque es genial eso de pensar bonito y tu sistema se va a acostumbrar pronto a lo bueno…

4. MIRA TU CUERPO. Fíjate como de mal te sientes cuando piensas feo.¿Cómo está tu estomago? Tus tripas? Tu cabeza…? Tus cervicales y lumbares…?¿?¿? En cambio, cuando piensas bonito por costumbre… mira tu cuerpo y admira la calma que vive ahí!

5. Cuando te hayas acostumbrado a pensar bonito, mira los cambios a tu alrededor. Mira como le hablas a las personas, mira como piensas de ellas (ya no quieres que entren pensamientos feos de las demás personas, ni críticas sin sentido, que solo sirven para generar mal estar…). Disfruta de esos cambios.

6. Explica a tantas personas como puedas esta posibilidad de cambio en la manera de pensar!

Engánchate a pensar bien