Aula Virtual

Iniciamos una época del año en la que los exámenes abundan. En una semana, los y las estudiantes de segundo de bachillerato realizaran la selectividad. Para la mayoría de ellos es un momento de mucha presión y estrés, porque se juegan su nota media y la posibilidad de optar a una carrera u otra.

Hay algunos estudiantes, que tienen un problema más grave, porque en ocasiones se bloquean en este tipo de situaciones y empeoran su calificación. Este problema de ansiedad suelen sufrirlo, en mayor medida, aquell@s alumn@s que mejor preparan y dominan las asignaturas, pero que en el momento del examen son incapaces de acceder a las redes de memoria. Aunque pueda parecer una paradoja, un poco de ansiedad es buena y necesaria, y durante  miles de años ha supuesto una respuesta de adaptación del cerebro humano frente a un entorno hostil. El hecho de estar tens@ hace que percibamos, pensemos y actuemos con mayor claridad, es decir, podemos hablar de ansiedad saludable. Sin embargo, el problema parece cuando la ansiedad sobrepasa un cierto punto, cuando el nivel de activación sobrepasa ciertos umbrales. Entonces el rendimiento decae (Ley de Yerkes-Dobson).

A continuación, os damos algunos consejos que os pueden ayudar a disminuir y controlar el nivel de ansiedad delante de los exámenes:

  • Practica la relajación: si ya estas acostumbrad@ a practicar relajación habitualmente, los días de exámenes te será más fácil relajarte.
  • Lleva una buena alimentación:  es nuestro combustible, así que en estos días más que nunca nuestra alimentación tiene que estar cuidada y evitar la comida rápida.
  • Duerme la noche antes del examen: entre siete y ocho horas.
  • Gestiona tu tiempo: planifica a corto, medio y largo plazo.
  • Elabora una lista de pensamientos alternativos: en términos positivos, debes analizar la racionalidad de tus pensamientos, en ocasiones, nuestro pensamiento esta distorsionado y no se ajusta a la realidad. Las distorsiones más frecuentes son: sobregeneralización (interpretar los sucesos negativos como modelos de derrota), magnificación y/o minimización (magnificar tu errores y minimizar tus éxitos), abstracción selectiva (poner toda la atención en un detalle) y error de adivinar el futuro (las cosas siempre van a salir mal, sin darse la posibilidad de que sean neutrales o positivas).
  • Relativiza: a veces por horrible que nos pueda parecer suspender un examen no sabemos que oportunidad hay escondida de cada hecho que. Valora de 0 a 10 como de insoportable es suspender el examen o piensa en que cosas peores podrían pasar y así quizá baje la presión de aprobarlo.
Bloqueo en los exámenes